“Dos cosas se ocupan para dotar de sentido a la obligación de seguir; un drama y una obsesión. Normalmente no importa cuál va primero o cuál es consecuencia, deriva e incluso solución.”

Hugo Chávez Mondragón

Este es principalmente un espacio de novedades, comunicación y contacto del proyecto de escritura que llamo Palabras en rebanadas. Una invitación al rizoma de la gastronomía narrativa o las letras digestivas en la unión pizza y literatura. Esta propuesta llega como una nueva violencia (para algunos sería correcto llamarle ternura) sobre el papel, el teclado y la pantalla. Principalmente es una evidencia de las consecuencias de faltarle el respeto a la pizza.

En mi experiencia he visto más personas usar tenedor y cuchillo para comer un tamal, un taco o una torta, que una pizza. Hoy día con los dedos cubiertos de harina, queso, salsa de tomate y aceite se contesta una notificación, se hace un apunte en el celular, o se regresa a clases, el trabajo y la rutina. Lamemos teclados, papel y pantallas con la tranquilidad que da el “todo mundo lo hace”

Palabras en rebanadas también es una referencia a la imposibilidad de soltar el libro cuyo contenido nos emociona y su demandante atención, como si se tratara de una red social, nos hace leer en el baño o la cocina, el parque y la oficina. En mi caso leer y escribir a implicado poner en riesgo relaciones de amistad, dependencia, amor y terror.

Aclaro que vivo sin remordimiento.