Capricornio; ni tan mujer, ni tan demonio, las consecuencias de vivir en un plano transitorio… Por alguna razón el diablo es terco como una cabra. Igual ella, incluso diría, que más ella. Recordemos que en la mitología el Diablo no solo viste a la moda, también es mujer, aunque no una dama.

Nunca conocí persona más férrea que una capricornio, tanto así que 17 años a su lado saben a poco tiempo, tienen una densidad alta, de las mayores entre los lácteos, pero también de las más dulces.