Un Proof de mitología

“Minotauro” es un álbum que se ha ido ensamblando pieza a pieza. Proof, casi sin querer, ha marcado una pauta de cómo se construye un disco dando entregas periódicas para las necesidades de actualización en redes que nos son familiares.

A lo largo de este 2020, hemos sido testigos acústicos de un álbum de leyenda, cargado de mitos clásicos y de nuevas maneras de conceptualizar tragedias como el amor virtual. Si bien, las referencias literarias nunca han hecho falta, en esta ocasión (seguramente por la cercanía de Flaco Loco) se distingue un Proof maduro en las letras de un rap de ficción, sereno en el ritmo y estratégico en las dosis.

Es posible que el álbum se concluya con tres tracks más. Mitos sobran y dudosamente cambiará el rumbo a esta altura, pero hay algo que brilla por su ausencia: una gran colaboración inesperada con un sonido brutal, una rola que rompa cualquier esquema.

Con Minotauro Proof tiene un álbum presentable de talla internacional, que puede llegar a competir por un premio (lo digo como alguien que ha entrevistado a ganadores de Grammy), pero falta esa canción emblemática, el track de los millones de escuchas, unas letras de Best Seller que le abran el camino al subgénero “rap existencialista” donde podemos enlistar a Lirika Inverza, Sick Morrison, Tino el Pinguino, Nanpa Básico y por supuesto Proof.

Si Proof ha guardado celosamente una canción que considera una gran obra, es el momento de abrir la caja de pandora y romper la barrera de la composición del rap contemporáneo. Además de hacer relaciones públicas y quemar las naves por una colaboración con… ¿Pato Machete, IIIya Kuryaki, Camilo Lara, Café Tacvba, incluso Natalia Lafourcade?

Escucha Minotauro: